La Tasa de Gilipollez Planetaria.

La Tasa de Gilipollez Planetaria (TGP) mide la cantidad porcentual de gilipollez de la población de un planeta.
Se trata de una variable estadística indispensable de conocer previamente a una invasión física y debe ser mantenida lo más alta posible para favorecer el control y dominio.

El grupo de Orión tras sesudos estudios y con la experiencia de la invasión de miles de planetas ha determinado que una TGP<40% hace al planeta inconquistable mientras que las TGP superiores al 80% son las más favorables para el control y reemplazo.

Para el incremento y mantenimiento de una TGP favorable es indispensable un consumo muy alto de TV y la infestación de la misma por todo tipo de expertillos y farándula mediática.

Mientras la siembra de gilipollez no toque los códigos morales y se haga creer a los “pacientes” que están siendo salvados de algo que los puede matar en cualquier momento y usando los dos polos de la manipulación emocional que son el miedo extremo o el sentimentalismo solidario (famosetes con ojos llorosos pidiendo a la población que se quede en casa y sea solidaria y obediente) se puede conseguir una obediencia ciega y una sumisión casi completa que con el refuerzo de las multas y penas de carcel consiguen que el pequeño porcentage de disidentes se adhiera a la gilipollez de la mayoría so pena de castigo.

Se considera imposible e indeseable una TGP del 100% ya que la disidencia siempre puede ser mostrada como contraejemplo de mala ciudadanía y como escarmiento para los que se salgan del redil.

Conseguir el contagio gilipollesco por imitación y por coerción es un factor clave para mantener el TGP lo más alto posible.