El Divino Arte de la Imaginación humana.

«No conozco otro cristianismo ni otro Evangelio que la libertad del cuerpo y de la mente para ejercer el Divino Arte de la Imaginación. La Imaginación, el mundo real y eterno, del que este Universo Vegetal no es más que una pálida sombra, y en el cual viviremos en nuestros Cuerpos eternos o Imaginativos cuando estos Cuerpos Vegetales Mortales ya no sean».

https://nevilleenespanol.blogspot.com/

La gran mentira.

La gran mentira.

Documental «Frente a la gran mentira»

El documental ​ “Frente a la gran mentira” propone, a la consideración del espectador, asuntos que van a cuestionar, durante el desarrollo del metraje, todo aquello en lo que hasta ahora había creído, y que constituía en él, una forma de fe y de creencias equivocadas que conducían sus acciones. Aspectos que, por lo tanto, suponen una verdadera herejía y que rompen de forma sorprendente con todo lo establecido. Ante todo, “Frente a la gran mentira” es una apología de la libertad antropológica, de la libertad fundamental, que se distancia de cualquier consideración utópica del término.

Desafía a Dios.

Así que, esta noche, complazcan a Dios. ¿Cómo lo complacerían? Tomen al sueño más fantástico que aún no se ha realizado, que pareciera ser imposible, y luego sostén a Dios como digno de confianza. Asume que ya lo has logrado, y sostenlo como digno de confiar. Desafía a Dios para que use su talento creativo, para crear un sueño en tu mundo, para que lo hayas experimentado. Así es como complaces a Dios… a través de la fe, algún día él te quitará el velo, y lo romperá en dos; y luego revelará dentro de ti, las series de experiencias místicas, y dicha serie te revelará a ti quién eres realmente. Porque cuando se revela, él solo se está revelando a sí mismo. Él ha llegado a su final de su poder creativo, lo que él intencionaba cuando se contrajo a sí mismo, y se convirtió en ti. Así que él te usa a ti, te lleva a través de todos los hornos del mundo, porque él y tú son uno, tú eres su contracción. Así que cuando esto finaliza, tú te despiertas siendo Dios. Todos eventualmente se despertarán siendo Dios.

https://nevilleenespanol.blogspot.com/2017/06/hablando-desde-la-experiencia-neville-8.html

Dios está interpretando todos los papeles.

Dios está interpretando todos los papeles.

Neville Goddard en español

https://nevilleenespanol.blogspot.com/

Enfócate en la esperanza de que el patrón de salvación de Dios irrumpirá en ti mientras estás en esta esfera. Debe irrumpir en ti para que dejes este mundo de pecado y muerte, y entres en la eternidad. Allí serás un rey dentro de ti mismo, creando —no por la razón, sino por la vida que sabes que tú mismo eres—. Allí no serás más un cuerpo animado, sino un espíritu vivificador. Eres Dios mismo.

Independientemente de lo que hayas hecho, olvídalo. Eres Dios y Dios no tiene tacha, porque es todo imaginación.

Ahora, empieza a imaginar, y conviértelo en algo de lo que puedas estar orgulloso. Hazlo en grande. Si es realmente la piedra que está puesta en Sión, no pongas tu atención en ningún argumento del hombre. Sé fiel, y cualquier cosa que pongas sobre la piedra como una actividad imaginal entrará en tu mundo. Por supuesto, puedes regresar al mundo de los hombres, como Pedro. Él negó la piedra tres veces, y aun así, volvió a ella de nuevo. Puedes hacer eso, pero al final aprenderás, ya que en la profundidad de tu ser las palabras están siendo dichas: «¡Apártate de mi vista, Satanás!». Sin embargo, he visto a gente olvidar. Los he visto elevarse de la nada a grandes alturas, y luego dicen: «de todas formas, hubiera sucedido». No creen que su actividad imaginal fue el cimiento sobre el cual construyeron esa estructura. Solo hay una piedra, y esa es tu maravillosa imaginación.

Ella funciona mejor si no tratas de ayudarla desde afuera, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino Cristo.

Ahora entremos en el silencio.

Es todo imaginación. La imaginación crea la realidad. El mundo entero es Dios hecho visible, y Dios se convirtió en el hombre, para que el hombre se convierta en Dios. Él está enterrado en nosotros como nuestra propia maravillosa imaginación humana. Así ¿Qué estamos haciendo con nuestras imaginaciones?